Translate / Tradueix / Traducion / Übersetzen ...

lunes, 4 de diciembre de 2006

Películas que se me han pasado

Dos títulos que tenía previsto ir a ver y al final no pudo ser porque pasaron demasiado deprisa por la cartelera: Yo soy la Juani (2006) de Bigas Luna y GAL (2006) de Miguel Courtois. Esta última más que nada por coherencia, ya que a propósito de las bondades del cine político en versión Ken Loach echaba de menos un equivalente español, y mencionaba explícitamente un argumento basado en la trama terrorista de los GAL, sin saber que Courtois (que parece especializarse en el género político) estaba a punto de estrenar su película. No sé tanto del tema como para aventurar un punto de vista, pero algo me dice que no habrá tanta polémica como yo espero.

La de Luna me ha sabido peor, porque realmente tenía curiosidad por ver cómo presenta el cineasta una realidad social que, en el fondo, no nos engañemos, menospreciamos. Luna, en sus declaraciones con motivo del estreno, hablaba de la creatividad que inunda el mundo del tunning y a esas Juanis que transpiran imaginación, naturalidad y creatividad (esta fue la palabra que empleó). Yo me pregunto, sin haber visto la película, si es posible hablar de creatividad en un mundo donde la realidad se deja conscientemente de lado por fea y se la reviste de "creatividad". ¿No será más bien una forma de supervivencia cuya principal originalidad es que hace de las carencias virtudes? Al fin y al cabo, la Juani lo que desea es triunfar como actriz, el éxito (quizá no a cualquier precio) y la fama que sin duda, esto lo sabe muy bien ella, traerá el dinero que no tiene. En este contexto me parece que hablar de creatividad es la única forma positiva de abordar un drama sociológico (que no social) en el que la gente se desvive por una fama fácil a la que apuestan todo, sin caer en la cuenta que hace falta también mucho sacrificio. No basta con desearlo, hay que cultivarse un poco. Las cifras de fracaso escolar avalan esta paradoja: todos quieren triunfar sin tener que estudiar; no lo consideran necesario o no ven la relación directa entre ambas cosas. En el otro lado de la moneda están esos jóvenes que prefieren trabajar de funcionarios porque eso les garantiza un salario (y capacidad de consumo) para toda la vida. A base de eufemismos: no existe otra manera de hablar de las Juanis.
Publicar un comentario

Me gusta

Otros textos relacionados (o no):

Plugin para WordPress, Blogger...