Translate / Tradueix / Traducion / Übersetzen ...

martes, 25 de marzo de 2008

Cosas raras (Horton)

Dirigida por un ex-animador de Pixar (Jimmy Hayward) y un antiguo colaborador de los Monty Python (Steve Martino) y basada en uno de los clásicos estadounidenses de la literatura infantil (Dr. Seuss), de quien Ron Howard adaptó su libro más conocido --El Grinch (2000), con el inefable Jim Carrey--, la cosa es que estas vacaciones de Pascua no había competencia en la cartelera por lo que a cine animado se refiere, de manera que no existía alternativa --o necesidad de escoger, que viene a ser lo mismo-- para llevar a los más pequeños al cine.

Horton (2008) es una película que toca todos los palos pero no se decide por ninguno, aunque es evidente que los padres estadounidenses no lo verán así, puesto que se trata de la adaptación de un libro muy popular entre ellos. Un europeo como yo --moldeado por el cine clásico de Disney y su evolución conceptual, estética y empresarial, Pixar-- no ve por ningún lado el encanto de los personajes, ni perdona el argumento absurdo porque no hay una buena idea detrás. Sólo veo el estilo más alocado de Robots (2005) y de Madagascar (2005) llenando un hueco necesario con diversión, golpes, carreras, histrionismo, malos malísimos y malos no tan malos que finalmente son redimidos, buenos modernillos y enrollados, conflictos de dudosa relevancia entre padre e hijo --en la misma línea de Chicken little (2005) pero curiosamente al revés-- y el consabido elogio de la autenticidad de sentimientos como fórmula mágica para resolver todos los problemas y salir de cualquier situación comprometida.

¿Y los peques, cómo se lo pasan? Tras el despiste inicial debido a lo surreal de la historia, se acaban acoplando sin problemas a la acción y reaccionan como se espera en los momentos clave. El resultado es una agradable tarde de cine; pero no es eso, no es eso...
Publicar un comentario

Me gusta

Otros textos relacionados (o no):

Plugin para WordPress, Blogger...