Translate / Tradueix / Traducion / Übersetzen ...

martes, 22 de enero de 2008

Bastante más que un tributo (Interview)

Interview (2007) es la primera entrega de la trilogía bautizada como "Proyecto Theo", que tiene previsto rodar tres versiones de los mejores filmes de Theo van Gogh --el cineasta holandés asesinado en 2004-- rodadas por tres directores/actores estrechamente vinculados a la ciudad de Nueva York. Interview --basada en el filme de idéntico título de 2003-- la ha dirigido Steve Buscemi; las otras dos serán Blind date (2008) --cuyo original es de 1996-- dirigida por Stanley Tucci, y 06 (2009?) --original de 1994-- de la que al parecer se hará cargo Bob Balaban, que alguno recordará como secundario de lujo en la serie de TV Seinfeld (1990-1998) durante las temporadas 3 y 4.

Las tres historias de la trilogía --un homenaje ideado por los productores del director holandés para dar a conocer su filmografía-- narran encuentros entre un hombre y una mujer en situaciones extremas, intensas o fortuitas con las que ilustrar y extraer algunas paradojas de la existencia, la vida y el amor también. Precisamente esa estructura en forma de duelo actor/actriz es lo que ha llevado a los promotores a decantarse por actores/directores (también podrían haber pensado en alguna actriz/directora, digo yo), haciendo más intenso el resultado final. Por lo menos eso es lo que sucede con Interview, un auténtico duelo de intérpretes al estilo clásico de ¿Qué fue de Baby Jane? (1962) o La huella (1972, 2007).

Sin duda lo mejor de Interview es su verosimilitud en todos los niveles: cada inflexión dramática está integrada de forma natural, sin marcarla excesivamente, los intérpretes --y en general el argumento-- evitan recurrir a ese tópico del cambio de tono cuando se trata de revelar secretos o verdades, normalmente acompañados de una banda sonora blandengue que enfatiza aún más lo obvio y que ya se ha convertido en algo convencional. Sienna Miller y Steve Buscemi componen sus personajes sin perder de vista la realidad ni haciendo concesiones al efectismo barato, y así se mantienen hasta el increíble final, en el que queda muy clara la idea que pretende transmitir el filme. Y no diré nada más, porque incluso etiquetar el final es dar demasiadas pistas. Lo que sí puedo decir es que el espectador saldrá sorprendido y convulsionado (y no precisamente por simples golpes de efecto) y con sus convicciones convertidas de pronto en prejuicios. Todo en escasa hora y media de película que pasa volando, síntoma inconfundible de que hay buen cine de por medio.



Los cineastas de todo el mundo saben hace tiempo que vender remakes de sus historias en Hollywood es la mejor manera de versionar filmes buenos, tanto técnica como artísticamente. El estilo Hollywood tendrá sus zonas oscuras, pero incluye de serie una forma de narración universal que hace exportables sus productos a todo Occidente (no me atrevo a decir todo el planeta). Del otro lado, es curioso comprobar cómo el mismo Hollywood asume sin tapujos su necesidad de importar los mejores argumentos de cada temporada para seguir "alimentando a su bestia" y mantener su posición de liderazgo: Quarantined (2008) ya es la versión estadounidense de Rec (2007) de Balagueró y Plaza, y sólo en España esperan turno El orfanato (2007) de Juan Antonio Bayona y --desde ayer mismo-- Los cronocrímenes (2007) de Nacho Vigalondo. Imagino que es parte del precio a pagar por estar en el candelero. Aun así, Interview es algo más que un lavado de cara, parte de una estrategia para hacerse con los mejores guiones o un tributo a un cineasta; es una muestra de cine rodado con los mejores medios existentes y, para mí y seguramente para docenas de espectadores más, el descubrimiento retrospectivo del talento de Theo van Gogh, que me recuerda mucho --en su gusto por los retos formales y la obsesión temática-- a Lars von Trier.
Publicar un comentario

Me gusta

Otros textos relacionados (o no):

Plugin para WordPress, Blogger...